Buscando a Oscar

El pasado miércoles tuve la oportunidad de asistir al pre-estreno del documental “FINDING OSCAR” (“BUSCANDO A OSCAR”), dirigida por Ryan Suffern y con la producción ejecutiva de nada más y nadaIMG_4103 menos que Steven Spielberg. La participación del señor Spielberg es lo primero que a muchos llama la atención ya que se preguntan cómo este astro del cine internacional tiene que ver con este tipo de documentales que hablan de ese país centroamericano del que casi nadie sabe.
Precisamente Ryan (el director), menciona lo difícil que fue buscar financiamiento para esta inquietud fílmica, pues a pesar de que la historia es increíble y tiene muchos matices a explotar, a nadie le interesaba mucho hablar de Guatemala.  El director cuenta que él tuvo la oportunidad de asistir a un juicio que se llevaba a cabo en USA acompañando a un amigo que era uno de los abogados.  En este juicio se acusaba a uno de los ex-soldados que participaron en la matanza de casi todos los pobladores de una aldea en la selva Guatemalteca llamada las Dos Erres.  Uno de los testigos resultó ser uno de los dos sobrevivientes; para los días del horrible evento ambos eran apenas unos niños.
Ryan nos cuenta que ese día llegó a su casa y le mencionó a su esposa la increíble historia del testigo (Oscar), y que inspirado en el juicio que acababa de presenciar, tenía el final de la película que quería hacer.  Así que se propuso ir a Guatemala, el país de la eterna primavera e iniciar una investigación.
Yo recomiendo este documental porque fuera de aspectos políticos internos el director, que no sabía nada de Guatemala hasta filmar la película, nos presenta de manera clara los acontecimientos que llevaron hasta la matanza y todo el trabajo que hubo detrás parOscar holding photoa que el caso se pudiera develar y se supiera la verdad del destino que corrieron casi 200 personas que fueron asesinadas y tiradas en un pozo.
El documental me generó enojo, tristeza pero también la esperanza de que la justicia puede llegar a todas las personas que tuvieron que ver con este tipo de locura, sean del bando que sean.
Cuando terminé de ver la película, me puse a pensar en cuales serán las reacciones que tendrán en Guatemala al verla.  Me preguntaba si va a estar en las salas de cine a la vista de todos, ojalá que así sea.  La discusión se tiene que abrir con objetividad y de cara al futuro y a la justicia.  Pienso que al ejército le va a servir de mucho para luchar por reivindicar su imagen y su papel en la sociedad y para aprender a destacar a los héroes que hay en sus filas, héroes que protegieron y protegen a su pueblo.
He de destacar la determinación que nos muestra el documental por parte de la fundadora de FAMDEGUA y el trabajo de la fiscal del caso que llevó el mismo hasta que se dictara sentencia.  Un esfuerzo loable siendo este un caso tan significativo y tan enmarañado.  Pero en fin, el objetivo de esta nota es invitarlos a que no se la pierdan; estará en 3,000 salas en todo USA y esperamos que pronto esté en Guatemala para que por fin se abra y se eleve el nivel de la discusión para mejorar como país y sociedad.
@luidonisblog
Categories: Uncategorized

Leave a Reply